MACHIYA (町家)

¿Quieres ver una Machiya por dentro?


Kyoto es la única gran ciudad japonesa que todavía conserva una gran cantidad de edificios anteriores a la guerra. Muchas de ellas son casas tradicionales, llamadas "Machiya".

Estas singulares casas de madera, fueron las residencias originales de mercaderes que se desarrollaron en el periodo Edo (1603 - 1867), una época en la que Japón estuvo totalmente aislado del mundo exterior. Los comerciantes eran considerados como una de las clases más bajas, por debajo de los samuráis, artesanos y campesinos. Por ese motivo a los comerciantes se les prohibía construir sus viviendas con más de dos niveles y mostrar cualquier tipo de extravagancia. Debido a que los impuestos se cobraban según el ancho de la fachada, las viviendas se construían estrechas y alargadas y por esta razón el ancho de las fachadas suele ser de unos 6 metros.


Habitación de una Machiya


Estas machiya rehabilitadas, tienen todas las instalaciones necesarias para dar cabida a las necesidades de aquellos que planean estancias de mediano y largo plazo. Están completamente amuebladas con cocina, lavadora, secadora de ropa, ordenador y conexión a internet. Además estan decoradas y estructuradas a la manera tradicional japonesa y con materiales naturales. Casi todas cuentan también con pequeños jardines privados que pueden ser contemplados desde alguna de las habitaciones.

Suelen tener cabida hasta 6 personas por lo que son ideales para parejas, familias y viajes con un grupo pequeño o amigos. Y al disponer de toda la casa uno no tiene que preocuparse por las restricciones de tiempo o de otros huéspedes y puedes dedicarte a relajarte y disfrutar de este pequeño lujo japonés como si estuvieras viviendo en tu propia casa.

La estancia en una machiya lo tiene todo para proporcionar un ambiente de tranquilidad, una experiencia única y el sabor de Japón en su forma más pura.


Habitación de una Machiya