RYOKAN (旅館)



Es un tipo de alojamiento tradicional japonés que originalmente se creó para hospedar visitantes en estancias cortas. Hoy se utilizan como hospedajes de lujo para viajeros que quieren experimentar la cultura japonesa y disfrutar del confort del servicio y la hospitalidad de los japoneses.


Entre otras características, sus habitaciones están cerradas con puertas shoji (de papel de arroz) y se duerme en un futón (colchón de estilo japonés) sobre un suelo de tatami (esteras).



Las habitaciones pueden tener lavabo privado dentro de la habitación o comunes fuera.

Los ryokan también se caracterizan por tener baños termales colectivos y/o privados (onsen), jardines y cocina sofisticada con degustación de platos típicos de la zona e ingredientes de temporada.


En un ryokan japonés, uno de los aspectos más destacados son las cenas Kaiseki (懐石), cena tradicional de varios platos:


Kaiseki


Se dice que el kaiseki es una comida en armonía con la naturaleza. De hecho, a menudo se pueden encontrar elementos naturales, tales como flores y hojas, adornando la comida. El diseño y la visualización de la comida tampoco se deja al azar ya que se concibe como un reflejo de las formas encontradas en la naturaleza. Se pretende que la comida represente cosas tales como bosques, montañas, islas, flores y hojas. Por esta razón, para su preparación y presentación, se tienen muy en cuenta la combinación de la comida y la vajilla escogida y también el contraste de color, la textura, el sabor, la consistencia y la forma. Un deleite para todos los sentidos.


El precio de un ryokan no suele ser muy económico pero alojarse, al menos por una noche, en uno de ellos es una experiencia altamente recomendable que completa el viaje y ayuda a comprender más la cultura japonesa.

Hay varios tipos de ryokan: desde los muy sencillitos para experimentar lo que es dormir en una habitación de tipo japonés hasta los grandes hoteles de aspecto occidental en su exterior pero con habitaciones de estilo japonés y baños termales en su interior.

Los ryokan que nosotros ofrecemos son casi siempre los de tipo tradicional (ya sean de clase superior o lujo), ya que consideramos que es una experiencia mucho más enriquecedora. No obstante, podemos reservar cualquier tipo de ryokan a petición del cliente.



La experiencia en un Ryokan: ¿es para ti?

Alojarse en un típico ryokan japonés es experimentar la cultura tradicional japonesa y no tiene nada que ver con alojarse en un hotel de tipo occidental.

Por ejemplo, los ryokan no tienen calefacción central y esto significa que en el invierno las habitaciones se calientan mediante calefactores portátiles (keroseno, gas o eléctrico). La habitación puede estar caliente pero sin embargo el lavabo privado (si la habitación lo tiene) es probable que no tenga calefactor. En verano, puede que la habitación disponga de un aparato de aire acondicionado pero, de nuevo, es posible que el lavabo no tenga.

Muchos propietarios de ryokan desean preservar el ambiente tradicional de sus establecimientos y esto significa mantener sistemas de calefacción antiguos para conservar la arquitectura tradicional, el diseño y la atmósfera del ryokan. Si prefieres dormir en una habitación con dos camas de 140 cm y tener un moderno lavabo privado, suelos de moqueta, la temperatura perfecta en la habitación, aislamiento acústico, los últimos gadgets tecnológicos y que todo el personal hable un inglés fluido, entonces puede que el ryokan no sea para ti.


¡Sobran las palabras! ^_^

Si por el contrario, deseas ver, tocar, degustar y sentir la cultura tradicional japonesa, entonces una o más noches en un ryokan es justo lo que necesitas para redondear tu viaje. Puede que la mayoría de los empleados de un ryokan hablen muy poquito inglés (o nada en algunas ocasiones) pero esto añade autenticidad a la experiencia.


¡Los Ryokan solo existen en Japón por lo que es algo que no deberíais perderos!